Frase

"No importa que te amen o te critiquen; te respeten, te honren o te difamen; que te coronen o crucifiquen, porque la mayor bendición en la existencia es ser tú mismo".

Osho.-


"Cada uno es responsable de lo que le sucede y tiene el poder de decidir lo que quiere ser.

Lo que eres hoy es el resultado de las decisiones y elecciones del pasado.
Lo que seas mañana será consecuencia de tus actos de hoy".

Swami Vivekenanda.

"Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida"


Oscar Wilde.-


martes, 8 de febrero de 2011

Diferencia entre Consumo y Consumismo

 Extracto de un Artículo de Opinión, publicado por el Diario La Nación el 08/02/2011
... será importante que, como sociedad en su conjunto, hagamos un esfuerzo -tanto en materia comunicacional como en los otros ámbitos de la actividad social y humana- para no dejarnos envolver en las redes de un consumismo incesante y desenfrenado. Y que cada persona procure incorporar a su concreta esfera personal los continuados avances de la tecnología con el mayor caudal posible de racionalidad, y con un análisis desapasionado y sereno de lo que cada innovación científica o técnica habrá de agregarnos, en definitiva, a nuestro espacio de vida individual.
Será de inestimable valor cuanto hagamos por establecer una saludable
diferencia entre la necesaria e ineludible tendencia al consumo y la exacerbación que conduce al consumismo.
El consumo -racional, sensato, destinado a satisfacer las reales necesidades de la vida- es un valor que toda sociedad procura estimular y canalizar en relación con sus permanentes y razonables expectativas de progreso.
El consumismo como todo "ismo" remite a una situación extrema o
descontrolada, en la cual se han traspuesto los límites que imponen la
razonabilidad y el buen juicio.
El consumo es la vida en su adecuada y saludable conexión con lo que somos o con lo que necesitamos ser en cada coyuntura o en cada momento. O, en todo caso, con lo que aspiramos a ser en un futuro razonablemente cercano.
El consumismo, en cambio, es el hijo dilecto de una fantasía que altera o distorsiona nuestra propia realidad o nuestra propia imagen, convirtiéndonos en esclavos, en un remedo de lo que somos o en la imagen de lo que nunca seremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada